jueves, 15 de enero de 2009

UN POEMA DEDICADO

CIFRAS


El mundo como error de traducción
entre idiomas celestiales
de la palabra nada.
Una nébula de significantes
bastardos, una luz compuesta
de ruido y de furia. Por otro lado,
en la franja de Gaza,
1000 (mil)
muertos.

300 (trescientos) de ellos
niños.

En Navidad
y en la Cuesta de Enero,
según nuestro Calendario
Unificado Mercantil.

Tal vez una cosa
no contradiga a la otra. Tal vez no exista lo que llamamos
contradicción, ni siquiera en forma
de lluvia
de fósforo blanco. Acaso este problema
es solo semántico, de traducción,
flecos connotativos, poemas, kilómetros
de columnas de opinión. Pero qué
decir de las cifras. Omitan las palabras,
observen las cifras. Cuando ello es posible,
uno debe contar, como decía Carl Friedrich
Gauss
, astrónomo y físico,
en el siglo XIX.

1 comentario:

  1. Es brutal, como todo acto de violencia, y más brutal la pasividad de los gobiernos porque sea Israel, el pueblo elegido ¿Para qué? ¿para matar?

    ResponderEliminar