jueves, 22 de enero de 2009

CHOMSKY EN ESPAÑOL: EL GOBIERNO

El timing no podía ser mejor, a dos días de la investidura del amigo Barack (día II d.O.). Gracias de nuevo a la traductora Luz Ayuso, algunos datos interesantes sobre lo que se cuece en el nuevo gobierno imperial, según Noam Chomsky:

EL GOBIERNO

Mirando hacia el futuro, ¿qué es lo que realmente podemos esperar del gobierno de Obama? Tenemos dos fuentes de información: las acciones y la retórica.

Las acciones más importantes a señalar son la elección de su gabinete. La primera elección fue la de la vicepresidencia: Joe Biden, uno de los más fervorosos partidarios de la invasión de Irak de entre los senadores demócratas, un antiguo miembro de Washington que vota en consecuencia con sus compañeros demócratas, aunque no siempre, como cuando apoyó una medida para hacer más difícil a los ciudadanos cancelar sus deudas, declarando la bancarrota.

El primer nombramiento después de las elecciones fue el del puesto crucial de Jefe de Gabinete: Rahm Emanuel, otro fervoroso partidario de la invasión de Irak entre los demócratas y, como Biden, también un antiguo miembro de Washington. Emanuel es asimismo uno de los mayores beneficiarios de las contribuciones a la campaña por Wall Street, según señala el Centro para Políticas Responsables. “Él fue el mayor beneficiario de la Cámara de las contribuciones de los fondos de cobertura, acciones de empresas privadas y grandes empresas de seguridad e inversión en las elecciones de 2008”. Desde que fuera elegido para el Congreso en 2002 “ha recibido más dinero de particulares y de los PACs (Comités de Acción Política) de las empresas de seguridad e inversión que de ninguna otra industria”, y éstos están también entre los mayores contribuyentes de Obama. La tarea de Emanuel es la de supervisar la manera en que Obama aborda la peor crisis financiera desde los años 30, por la cual tanto los contribuyentes de Emanuel como los de Obama comparten una amplia responsabilidad.

En una entrevista con el editor del Wall Street Journal se le preguntó a Emanuel qué haría el gobierno de Obama sobre “el liderazgo demócrata del Congreso que rebosa de potentados de izquierdas que tienen su propia agenda”, como una reducción del gasto en defensa (de acuerdo con la voluntad de la mayoría de la población) y “tratar de aumentar los impuestos sobre la energía para combatir el calentamiento global”, sin mencionar a los definitivamente chalados que pretenden indemnizar la esclavitud e incluso simpatizan con los europeos que desean que se procese al gobierno de Bush por crímenes de guerra. “Barack Obama puede hacerles frente”, aseguró Emanuel al editor. La administración será “pragmática”, manteniendo a raya a los extremistas de izquierdas.

El equipo de transición de Obama está liderado por John Podesta, el que fuera jefe de gabinete de Clinton. Las figuras que encabezan su equipo económico son Robert Rubin y Lawrence Summers, ambos entusiastas de la desregulación que fue uno de los principales factores de la actual crisis financiera. Como secretario del tesoro Rubin trabajó duro para abolir la ley Glass-Steagall, una ley que había separado a los bancos comerciales de los financieros que incurrían en alto riesgo. El economista Tim Canova comenta que Rubin tenía “un interés personal en la desaparición de dicha ley.” Justo después de abandonar su cargo como secretario del tesoro se convirtió en presidente de Citygroup, un conglomerado de servicios financieros que estaba haciendo frente a la posibilidad de tener que liquidar sus seguros subsidiarios de alto riesgo… la administración de Clinton nunca puso cargos en su contra por sus obvias violaciones de la Ley Ética de Gobierno.”

Rubin fue reemplazado como secretario del tesoro por Summers, que presidió por encima de la legislación, excepto la regulación federal de derivados, las “armas de destrucción masiva” (Warren Buffet) que ayudó a empujar a los mercados financieros al desastre. Él figura como “uno de los mayores villanos de la actual crisis económica”, de acuerdo con Dean Baker, uno de los pocos economistas que advirtieron acertadamente sobre la inminente crisis. Poner la política financiera en manos de Rubin y Summers es “un poco como ir a pedir ayuda a Bin Laden en la lucha contra el terrorismo”, añadió Baker.

La prensa económica examinó los antecedentes del “equipo consultor para la transición económica”, que se reunió el 7 de noviembre para determinar cómo manejar la crisis financiera. En el noticiario de Bloomberg, Jonathan Weil concluyó que “muchos de ellos deberían estar compareciendo como testigos materiales en estos momentos, y no asumiendo puestos en el círculo íntimo de Obama.” Alrededor de la mitad “han sostenido posiciones fiduciarias en compañías que, en mayor o menor grado, o bien han dilapidado sus cuentas o han ayudado a sumir al mundo en una caída en picado económica o ambas cosas.” ¿Es realmente plausible que “no se descuiden las necesidades de las naciones a cuenta de sus propios intereses corporativos? Weil también señaló que el jefe del gabinete Emanuel “fue director de de Freddie Mac en el 2000 y 2001, mientras ésta estaba cometiendo fraude fiscal.”

Éstas son las acciones, en el momento en que escribo. La retórica es “el cambio” y “la esperanza.”


2 comentarios:

  1. ya veremos qué ocurre...
    todos se preguntan si durará más que kennedy...
    de todos modos, no supone el hecho de no aceptar dinero bancario sino un máximo del contribuyente un buen comienzo? quiero decir, que no tendrá que estar supeditado a otro tipo de organismos y podrá actuar con mayor libertad. aunque su gabinete la verdad es que no parece demasiado alentador...

    por cierto, chomsky para mí era sobre todo el gramático generativista; una de las pocas asignaturas que me rechiflaron en la universidad.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Vučica. Chomsky es lo que tiene: el gramático generativista es Jekyll, el activista libertario es Hyde.

    ¿De qué nos estamos alegrando más, qué es lo que nos produce sensaciones de "cambio" y de "esperanza"? ¿La coronación de Obama o perder de vista a ese hatajo de fanáticos que acaban de salir de la casa blanca? Yo, de lo segundo.

    ¡Saludos y nos leemos! Últimamente te mencionan mucho en lo de las afinidades electivas, anímate y pásale algo a Agustín, que te veamos por allí.

    ResponderEliminar