martes, 15 de julio de 2008

UN CONSEJO DE ORO

De acuerdo: no tengo ni pajolera idea de música. No distingo un loop de un sample, ni un do de un si, ni una soleá de un tanguillo, ni una Les Paul de una Samick. Pero tengo un consejo que sé que cualquier músico podría apreciar: si va usted a formar una banda, no incluya ningún vegetal en su nombre. Así como suena. Ponerle nombres con vegetales a los grupos puede ofrecer réditos rápidos en cuanto a visibilidad, como, pongamos, Bananarama, pero asegura a la larga el oprobio crítico y, más tarde, el olvido. ¿Es así, Red Hot Chili Peppers? ¿No creéis, Black Eyed Peas? ¿Verdad, Smashing Pumpkins? ¿De acuerdo, Prefab Sprout? ¿Os parece, Melon Diesel?

En exclusiva mundial: mis queridos Venueconnection barajaron, en un momento muy temprano de su formación, el nombre Sleeping Tomato. Con él ya habrían tocado en el Rock in Rio, pero con el que tienen les va a ir mejor.

1 comentario: